Conquista Luis Eduardo Aute al público de Hay Festival Xalapa 2013

Publicada en Publicada en Noticias
  • El cantautor presenta su producción El niño que miraba el mar
  • Los asistentes disfrutaron de la proyección de la película de animación “El niño y el basilisco” del mismo cantante

Xalapa, Ver., 03 de octubre de 2013.- Con rotundo éxito, el cantautor Luis Eduardo Aute se presentó para deleitar al público del Hay Festival Xalapa 2013 con un concierto titulado El niño que miraba el mar, compuesto por una compilación de sus más exitosos temas y los incluidos en su nueva producción.

Previo a la ovación por la presencia de Luis Eduardo Aute en el escenario, los asistentes disfrutaron de la proyección de la película El niño y el basilisco, con animación, guión, dirección y música del también músico de origen filipino.

Presentando temas de su producción El niño que miraba el mar, Aute hizo vibrar el Teatro del Estado interpretando además canciones que se han colocado en el gusto del público.

Luis Eduardo Aute expresó su alegría por estar en Xalapa, por la cálida recepción de los veracruzanos y por ser invitado a formar parte de este encuentro internacional que promueve y fomenta la cultura, la literatura y el arte.

Reconoció la realización de una actividad cultural tan importante como este encuentro con la literatura y celebró que la cultura a través de Hay Festival llegue a distintos lugares del mundo.

Aute interpretó Un ser humano, Esta noche, El basilisco, Prefiero amar, Siento que te estoy perdiendo, Mojándolo todo, Quiéreme y Aleluya.

A través de sus incomparables letras, conquistó al público que aplaudió su entrega a lo largo del concierto y su incomparable interpretación.

Con esta presentación, dijo rendir homenaje a las personas afectadas por las lluvias registras en el país en las últimas semanas, así como a los hechos ocurridos el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco.

Con esta presentación, cerró de manera exitosa el segundo día de actividades de Hay Festival Xalapa 2013, que concluye el próximo domingo.

Deja un comentario