Demuestran veracruzanos a nivel nacional sus capacidades en Karate Dojo

Publicada en Publicada en Noticias
  • Personas con capacidades diferentes se posicionaron en el primer lugar del medallero; ganaron 11 preseas, cuatro de oro, tres de plata y cuatro de bronce

Xalapa, Ver., 27 de julio de 2013.- Con la demostración de técnicas básicas, combinación de defensas, bloqueos y secuencias de movimientos, personas con capacidades diferentes que integran la Asociación Matsuura de Karate Dojo Kenzenichi ganaron 11 preseas, cuatro de oro, tres de plata y cuatro de bronce en el Campeonato Nacional de Clubes o Dojos 2013, celebrado en Guadalajara, Jalisco, posicionándose en el primer lugar del medallero.

Esteban Salazar Reyes, maestro de los menores en esta arte marcial, señaló que estos pequeños le brindan una lección de vida pues, a tan sólo un año y tres meses de haber iniciado el entrenamiento, han dado grandes satisfacciones e importantes medallas.

“El reto diario de los alumnos es que lleguen a formarse física y emocionalmente, a través del karate, este deporte les da seguridad, confianza y, sobre todo, se desenvuelven más ante la sociedad”.

Recordó que el grupo, conformado por 20 competidores, ha participado a nivel estatal y nacional en katas, convocados por la Asociación Veracruzana de Karate. “Participamos en dos torneos convocados por la Asociación Veracruzana de Karate y en el Tercer Campeonato Nacional de Karate, adaptado para personas con discapacidad, en Guadalajara, donde obtuvimos los tres primero lugares”.

En ese sentido, aseguró que la meta es continuar preparando a los alumnos a fin de que puedan participar a nivel internacional. “Queremos que algún niño quede seleccionado para participar en un evento mundial. Hay mucha aceptación, los pequeños están contentos, el grupo va creciendo cada vez más”.

A su vez, madres de familia se dijeron orgullosas de ser cómplices en los logros de sus hijos, quienes “tienen discapacidad intelectual pero sus medallas nos demuestran su talento; por eso estamos contentas y no los dejaremos solos”.

Noemí Hernández Limón, madre de Teresa de Jesús, de 23 años, quien ha ganado importantes medallas en olimpiadas especiales, dijo que desde el inicio de los entrenamientos ha notado grandes cambios en la formación de su hija. “Le ha ayudado en su disciplina, en lo físico, su seguridad, ahora ella es muy independiente”.

Platicó que Teresa participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, realizados en Panamá, donde ganó medallas de los tres primeros lugares en tenis, pero también “es medallista paralímpica en atletismo, juega basquetbol, voleibol, futbol y, ahora, practica karate”.

Además, comentó que para atender a su hija ha necesitado mucha paciencia y fortaleza, pero a pesar de su cansancio, el amor y la ilusión de ver los logros de Teresa la motivan a continuar en los entrenamientos de cualquier deporte.

Del mismo modo, Eugenia Hernández, madre de Celia Adriana, de 20 años, expresó que ser mamá de una persona con discapacidad es un trabajo muy duro, pero gratificante pues los resultados del karate han sido muy positivos. “Tiene muchas medallas, es muy emocionante, vivimos buenos momentos y ojalá nunca se olviden de nuestros niños”.

Deja un comentario