Después de las lluvias, evitemos la proliferación de mosquitos

Publicada en Publicada en Noticias

Xalapa, Ver., 29 de abril de 2015.- De acuerdo con la Comisión Nacional de Agua, la lluvia de las últimas 24 horas en Xalapa, que dejó el frente frío número 49 y alcanzó el acumulado de 94.5 en 24 horas, milímetros es la segundo registro más alta para el mes de abril en los últimos 56 años, por ello la Subdirección de Salud municipal recuerda que, una vez que cese la tormenta, es muy importante desalojar el agua estancada para evitar plagas e infecciones.

Es necesario eliminar los criaderos de mosquitos vectores para impedir la proliferación del dengue, por ello se deben limpiar y dejar boca abajo todos los recipientes que puedan contener agua, además debemos deshacernos de todos utensilios que almacenen la lluvia y que sean inservibles.

Se debe permitir al personal de salud que acceda a nuestros domicilios para que realicen fumigaciones, y se recomienda aplicar insecticidas adecuados a los recipientes en que se almacena agua a la intemperie, utilizar mosquiteros en las ventanas, usar ropa de manga larga, y emplear materiales tratados con insecticidas, espirales y vaporizadores.

Hay que recordar que el dengue es una infección vírica transmitida por mosquitos, principalmente por el mosquito Aedes aegypti, que en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal, llamado dengue grave o dengue hemorrágico.

La infección causa síntomas gripales y no tiene un tratamiento específico, pero la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del uno por ciento, por eso ante los primeros síntomas de esta enfermedad vaya al Centro de Salud más cercano o consulte a su médico.

Después de la picadura de un mosquito infectado, los síntomas se presentan al cabo de un periodo de incubación de cuatro a diez días. Se debe sospechar que una persona padece dengue, cuando tiene fiebre elevada, intenso dolor de cabeza, dolores musculares y de las articulaciones, vómitos, náuseas, agrandamiento de ganglios linfáticos y salpullido.

Deja un comentario