Jueves de MariellOpinión

El arte de reciclar

Por Mariell Díaz Zúñiga.

En los últimos días, ha llamado mi atención el tema del reciclaje. Suena fácil este ejercicio, sin embargo, ponerlo en practica en la vida cotidiana resulta un poco complejo por la falta de tiempo.

En nuestra ciudad existen personas que cuidan el medio ambiente y hacen arte con manualidades hechas de diversos materiales de uso diario. 
Lo impresionante es el trabajo manual, desde hacer un dulcero con periódico y café soluble hasta un frutero o una figura decorativa de casi dos metros. 

Toda mi admiración para las personas que crean arte con desechos, ya que se requiere habilidad, talento, creatividad e imaginación para que los desechos tomen una función nueva y sean indispensables en nuestro hogar y oficina. 

La semana pasada tuve la oportunidad de conocer a un joven comunicólogo por profesión pero artesano y ambientalista por vocación llamado Sergio García, actualmente emprende un proyecto gratuito de reciclaje llamado “Reutiliza practico” en la Capital del Estado. Es muy entusiasta y fomenta en la ciudad de Xalapa el hábito de reutilizar los materiales que ocupamos diariamente para crear arte manual que por cierto… ¡Son extraordinarias!

Estoy segura que si empezamos a reutilizar materiales, hacer el hábito de cuidar lo que compramos, no consumir en exceso productos empaquetados, rechazar los volantes que ofrecen por la calle o llegan tu buzón de correo en puerta de tu casa, cuidar los objetos que se encuentran en nuestro al rededor para que con el paso del tiempo podamos intercambiarlos con otras personas. En efecto, haremos de nuestro planeta un lugar mejor para nosotros y las futuras generaciones. 

De igual forma con el ejercicio del reciclaje reducimos basura, este es un gran problema global que no puede esperar. Recomiendo comprar pilas recargables y no desechables, será una buena inversión. Los relojes automáticos son mejores porque no utilizan pilas desechables y las calculadoras solares reducen la contaminación ambiental. Busca depósitos de pilas y también de aparatos eléctricos para evitar tirarlos en el contenedor de basura.
Existen diversas maneras de reducir que son muy sencillas, desde aplastar una lata antes de llevarlo al contenedor de basura, tener una con una bolsa predispuesta que se reutilice al momento de hacer el súper y separar los desechos en orgánicos e un orgánicos hasta hacer un compostaje casero para nuestro patio o jardineras públicas.

También los medicamentos se deben de reciclar, no los tires a la basura ni los mezcles con otros residuos, ya que son altamente contaminantes para todos los seres vivos por sus químicos. 
Así que cuando acudamos a un hospital o farmacia aprovechemos para llevar los medicamentos que ya no son útiles.



¡Recuerda! No es necesario tener una empresa para reciclar, dejar de consumir por completo la luz para proteger y contribuir para con la naturaleza. Lograremos cambios significativos si cada uno actúa con responsabilidad. 



Me despido con la siguiente frase de Martin Luther King, Jr: “Si supiera que el mundo se ha de acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol”.

Te invito a seguirme en :
Twitter : dzmariell / Instagram: dzmariell
Twitter: juevesdemariell /Instagram: juevesdemariell

Deja un comentario