El asunto del Politécnico

Publicada en Publicada en El Comentario del Samurái

Saco mi bola de cristal y me pongo en plan de vidente: El asunto de los cambios en el Poli van a terminar en pura grilla y en un polvorín de estudiantes intentando (de nuevo) tomar las calles para dar a conocer sus puntos de vista. Con este asunto de los cambios al reglamento interno, destaquemos eso, se impulsará una protesta nacional donde estudiantes irán a llenar plazas y calles en megamarchas contra lo que convenga a intereses políticos, dejando tarde que temprano de lado y en el olvido lo que verdaderamente es origen de la queja: el reglamento interno promovido por Yoloxóchitl Bustamante, directora del instituto académico.

Ciertamente, los estudiantes buscan un nivel de ingeniería y ser capacitados en materias y competencias que según se dice, ya no aparecerán en los nuevos planes de estudios; además de que al ser considerados técnicos, los egresados calificarían ante empresas como de un menor nivel de preparación. Por ello, la solicitud de los estudiantes es legítima, pero ojo, se está contaminando al buscar apoyo de otros para darle solución. Maestros, electricistas y políticos de ultra izquierda se integran “en apoyo solidario” a las protestas pero sólo buscan su tajada en esto.  Si se quiere apoyar a los estudiantes, hay que buscar maneras menos entrometidas y menos politizadas, respetando los intereses internos; pero eso es imposible, pues la codicia política de muchos que se visten de nobleza para llegar al poder que tanto critican ocupará los nobles recursos de los estudiantes para sus fines de poder con miras crear tendencia disidente para enturbiar las siguientes elecciones federales. México no es país para revoluciones desestabilizantes, lo que necesitamos es empuje, bríos y civilidad para sacar a los malos gobernantes del poder, pero desde las bases de un pueblo educado, fuerte y unido que sepa gobernar con sabiduría.

Deja un comentario