Exitoso concierto único con cuatro pianos en escena

Publicada en Publicada en Noticias

El Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) en conjunto con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), rindió tributo al músico y compositor veracruzano Mario Ruiz Armengol, con un concierto de formato novedoso en el que los pianistas Édgar Dorantes, Mateo Aguilar, Abraham Barrera y Alejandro Mercado interpretaron la música del homenajeado a cuatro pianos en el Teatro del Estado.

Fueron cuatro instrumentos dispuestos juntos al centro del escenario, cuyos lugares eran intercambiados entre los músicos a lo largo del concierto; su coordinación lució dinámica y alegre ante un teatro que aplaudía emocionado cada interpretación, respondiendo en sintonía al estado de ánimo de total entrega y apertura de los músicos que deleitaron a los asistentes.

Cada nota fue magistralmente tocada en retroalimentación con la que otro piano brindaba. De esta forma, el concierto que se realizó en la Sala Emilio Carballido del Teatro del Estado y que lució prácticamente lleno, constituyó un regalo a los oídos de todo aquel que asistió al recinto cultural del IVEC, donde la música de Ruiz Armengol volvió a la vida.

Mario Ruiz Armengol era “un genio que con apenas 18 años ya era director de la XEW, la radio latinoamericana más importante de la década de los treinta”, comentó el músico cordobés Édgar Dorantes.

En tanto, el pianista Mateo Aguilar comentó parte de la complejidad de este evento que fue “lograr conseguir cuatro pianos”, por lo que agradeció al personal del IVEC y su director general, Rodolfo Mendoza Rosendo, así como a la Secretaría de Turismo y Cultura (Sectur), pero “especialmente al público por haberse tomado el tiempo para asistir a escuchar, pues estaban todos los elementos puestos: un gran teatro, los pianos, la gran obra de Armengol y mis compañeros a quienes admiro”.

El pasado 18 de marzo, el IVEC realizó una variada programación para celebrar el centenario del natalicio del músico veracruzano Mario Ruiz Armengol, quien es reconocido como una de las figuras más importantes de la cultura del siglo XX. Su gran obra pianística, aparte de sus canciones de exquisita armonía, cuenta con 31 piezas infantiles, 19 danzas cubanas, 16 estudios, 16 reflexiones, 32 miniaturas, cinco valses y varios sherzos, minuetos, sonatas, fantasías, preludios y música para piano a cuatro manos, música de cámara para piano y violín, violonchelo, arpa y flauta.

La obra de Ruiz Armengol, que rebasa las 300 composiciones, ha sido interpretada por Gustavo Rivero Weber, Enrique Nery, Alejandro Duprat, Gildardo Mojica, Alejandro Corona y una nueva generación de músicos veracruzanos como Édgar Dorantes, Eleonora Barrales Cortés y Luis Enrique León, entre otros.

El mejor homenaje que se le puede hacer a un músico excepcional como Mario Ruiz Armengol es tocando y escuchando su música, “porque así quiso ser recordado, cantar sus canciones, tocar sus piezas para violín; tiene obras orquestales, piezas para chelo, para flauta y quinteto de metales. Lo que más le gustaba es que la gente tocara su música”, dijo en su momento el maestro Alejandro Corona, durante una charla musical ofrecida en el auditorio del Centro Veracruzano de las Artes (Cevart).

Deja un comentario