Noticias

Gana Veracruz primeros lugares en el Robocore Winterchallenge 2013, en Brasil

Publicado el
  • Obtiene segundo y tercer lugares en la categoría Seguidores de línea, y en Robots de sumo a radiocontrol y Robots de sumo autónomo logra la cuarta posición
  • Además, en la categoría de Robots de hockey, donde participó por primera vez a nivel internacional, ocupó el quinto sitio

Poza Rica, Ver.- Nuevamente, son campeones; primero fue el Robot Challenge, en Viena, Austria; después, el Infomatrix en Bucarest, Rumania; ahora, los estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica obtuvieron los primeros lugares del Robocore Winterchallenge 2013, celebrado en Río de Janeiro, Brasil, poniendo muy en alto el nombre de Veracruz en el mundo.

Se trata de la segunda generación del equipo de Robótica del tecnológico, el Steve’s Team, nombrado así en honor a Steve Jobs, que asistieron al Instituto Mauá de Tecnología en Río de Janeiro, donde participaron 155 robots en las categorías de guerra de robots de 120, 60, 30 y 15 libras, robots de hockey, Seguidores de líneas, Robots de sumo a radiocontrol de tres kilogramos, Robots de sumo autónomos de tres kilogramos y sumo Lego.

Aunque físicamente son muy distintos unos de otros, a simple vista se parecen a cualquier otro estudiante; sin embargo, al hablar con ellos de robótica se convierten en expertos que dejan la impresión de llevar muchos años haciendo robots, que han trabajado en múltiples compañías, y que no tienen apenas 20 ó 23 años de edad.

Son diez estudiantes que obtuvieron segundo y tercer lugares en la categoría Seguidores de línea, y en Robots de sumo a radiocontrol y Robots de sumo autónomo lograron la cuarta posición; además, en la categoría de Robots de hockey, donde se participó por primera vez a nivel internacional, obtuvieron el quinto sitio.

Sus nombres: Jonathan Francisco Ángeles, Víctor Iván Zarate, Daniel Castro Calleja, Rodrigo Julián García López, Leobardo San Martin, Iván Salvador Pérez Marcos, Héctor Ramírez Cruz, Aziel Castillo Sánchez, Isidro Santos Lechuga y José Manuel Gómez Valdez, asesorados por los ingenieros Miguel Ángel Contreras Jiménez y Alfredo Sánchez Jara.

Son chicos maduros, pues todos coinciden en que, a pesar de que el mundo ahora los conoce, de que han logrado llevar a Veracruz adonde pocos lo han hecho, de que en los concursos internacionales dicen, “allí están los chicos de Veracruz, los del Tec de Poza Rica”, a pesar de que hoy viajan, de que cuentan con más de 80 competiciones y ser a quienes muchas veces hay que vencer, coinciden en que no se trata de ganar o perder, sino de aprender.

“Es una satisfacción muy grande, la verdad, nunca pensé a estas alturas llegar y hacer algo que hablara de nosotros. El simple hecho de estar aquí, en el Tecnológico de Poza Rica, es un orgullo para mí, participar con mis compañeros”, comenta Aziel, estudiante de Ingeniería Mecatrónica.

En la competencia en Río de Janeiro, cuenta, así son las cosas, no es ir para ganar y festejar, o perder y lamentarse, “allá es competir y a su vez aprender de los demás, no tanto el voy a ganar el primero o el segundo lugar, es más el compartir ideas”.

También son jóvenes que saben reconocer y agradecer a quienes los han apoyado para alcanzar sus metas, a su familia, a los maestros y al gobernador Javier Duarte de Ochoa y a la señora Karime Macías de Duarte, cuyo respaldo ha sido decisivo.

Otra cosa en la que todos coinciden es que sólo con trabajo duro, constante y mucho sacrificio se alcanzan las grandes metas. “Nos hemos desvelado mucho; a veces nos preguntan ¿por qué no trabajan en el día?, y pues les respondemos que en el día tenemos la escuela, de ahí a comer, estar un rato en casa, pero si no es así, no alcanzaría el tiempo, empezamos a trabajar a las 6 de la tarde y terminamos 2 ó 3 de la mañana”.

Isidro, también estudiante de Ingeniaría Mecatrónica, es parte de la primera generación del club de robótica, el Mithology Team, donde comenzó el auge y prestigio de Veracruz en los concursos de robótica que hoy el Steve’s Team ha consolidado; es el capitán del equipo y el programador; además, su casa, que cuenta con un taller, es el laboratorio donde todos han pasado desvelos y de donde han salido los robots que llevan a participar.

Dice que todo este trabajo les ha dado mucha práctica en circuitos eléctricos y mecánica, pues constantemente están llevando a la práctica la teoría que aprendieron en clases. “Además, aquí en el Tecnológico contamos con todas las herramientas necesarias”. Confiesa que quisiera trabajar en la industria automotriz, pues considera que es una de las áreas donde mejor puede desenvolverse un ingeniero mecatrónico, ya sólo le faltan tres materias.

Jonathan, también de la primera generación del equipo, es directo: “He vivido grandes experiencias, enormes; el pertenecer a esta generación es algo increíble, más que nada porque antes no se escuchaba sobre robótica, incluso en Veracruz no ha sonado mucho sobre eso”.

Dice que han aprendido mucho, que han estudiado como nunca; “estudiamos, nos desvelamos, aplicamos varias cosas que vemos aquí en la carrera, porque dicen que lo que aprendes aquí es sólo un poco de lo que vas a hacer afuera y es verdad”.

Deja un comentario