El Comentario del Samurái

Infantes y sus derechos, hay que defenderlos

Publicado el

Dice el viejo refrán que “los niños y los borrachos siempre dicen la verdad”, sin embargo nuestra sociedad mexicana se empeña al parecer en hacernos olvidar la infancia. Niños trabajando, niños abusados, niños abandonados, niños mal alimentados, niños en el comercio sexual, niños sin estudios, niños sobresalientes que son ignorados, niños con caprichos que son cumplidos sin miedo y niños con necesidades y opiniones que no son valoradas. Pareciera que los mexicanos estamos orgullosos de desaparecer la infancia. Las primarias ponen a los infantes a bailar ragaetón sin el menor pudor, permiten que se atraganten de cuanta basura puedan venderles, no promueven el respeto a la diversidad ética, étnica o sexual y no consideran las diferencias cognositivas mirando a todos los niños como robots idénticos sólo por que tienen edades similares. Además, en casa las madres están orgullosas (muchas veces, claro, no todas) del sistema formativo por excelencia de la madre mexicana: la chancla. Sí, formativo, porque te forma moretones y una baja autoestima, ideal para manipular y dominar a los niños hasta que sean adultos, se mantengan viviendo en casa hasta los cuarenta y pico de años y mantengan el “mande usted mamá” como muestra de sumisión y respeto, para luego pasar al control del jefe, gobernante tranza o marido/mujer en turno. Es necesaria, indispensable, una ley fuerte y una institución que vele adecuadamente por el cumplimiento de los derechos de la niñez y que defina con claridad lo que sí es ser niño. Ya va siendo hora de que los menores puedan decir lo que piensan, lo que sienten, que digan si están de acuerdo o en contra de alguna decisión que los adultos toman por ellos. Ya va siendo la hora de los niños de México.

Deja un comentario