Irma Lahut Munguía, maestra a la cárcel por maltrato infantil

Publicada en Publicada en Noticias

La maestra Irma Lahut Munguía, de la materia de español en el Instituto Anglo de Córdoba, ha sido puesta bajo caución y se le ha dictado auto de formal prisión este lunes, sentando así un antecedente que deberán de observar bien todos los maestros que, sin acusación, comparten la misma característica: son abusivos y maltratan a los niños ocupando su autoridad frente a la clase.

En el año 2012, la maestra de español en este instituto cordobés fue acusada por los padres de familia que exigieron ante el ministerio público se investigara su responsabilidad por maltrato. La acusación, fue presentada por los padres de un niño que sufrió daños psicológicos en una circunstancia ya comprobada ante las autoridades.

Los denunciantes, Jorge Aguirre y Luz Elvira Namorado Barragán, han informado que desde el año pasado detectaron síntomas de depresión en su hijo, una actitud irritable y por tanto, decidieron tomar acciones para verificar la responsabilidad de quien provocara tales consecuencias. Como primer paso, reportaron estos síntomas observados ante la directora del instituto, quien minimizó la circunstancia y acusó a los padres de exagerar. Inclusive, acusó al Infante de mentir después respaldo las acciones de la maestra acusada, ahora presa y en investigación.

Algunas de las ‘técnicas’ utilizadas por la maestra para someter a los alumnos eran provocar que se les retiraba la palabra de forma genérica, que se les ridiculizara o que les llamaba ‘burros’ delante del alumnado.

La maestra Irma puede quedar libre dado que el delito no se considera de gravedad, pero las autoridades y otros padres de familia respaldaron la acción penal, misma que debe ser una advertencia para todos los padres de familia, ya que esto presenta un precedente que debe ser observado y atendido para evitar casos similares. Es probable que el caso suene similar o muy parecido a alguno que usted conozca o experimente, por lo que le recomendamos actuar con prudencia observando atentamente los síntomas de sus hijos: cualquier cambio anímico no debe ser desvirtuado, y se debe de consultar a psicólogos y expertos en comportamiento infantil para verificar si las o los hijas o hijos que tenemos estudiando en escuelas están recibiendo algún tipo de presión, abuso psicológico o físico, por parte de alumnos o maestros.

Foto: perfil de facebook

332468_124243061026482_1271646472_o

Deja un comentario