Laura Bozzo contra Carmen Aristegui, por el raiting y la confiabilidad periodística

Publicada en Publicada en El Comentario del Samurái, Opinión

Debo confesar que nunca he visto un programa de la señorita Laura, como le dicen, porque se quien es y lo que hace. Desde que mi cabeza no pintaba canas, las cuales ahora tengo de sobra, me propuse no ser cómplice, partícipe o patiño de esos programas de juguete que tienen como objetivo envilecer y embrutecer a la gente por medio del morbo y la retórica del pecado ajeno visto a ojos propios.

Tampoco soy fan de Carmen Aristegui, que si bien me parece una excelente periodista, también considero que no es ejemplo de imparcialidad, pues su firma es claramente de apoyo a esa izquierda neorevolucionaria que aunque criticada y vetada, seguro también paga tan bien como la derecha. Y no la acuso de chayotera, Dios me libre de tal perjurio, infame sería en acusar a un periodista de su talla en llamarlo “vendido” mientras intento hacer yo el mismo trabajo; sólo pienso que no es imparcial, por muy crítica y opositora que sea, de hecho, por eso mismo.

Sin embargo, Laura Bozzo es una gárgara de arsénico en la higiene bucal de televisa, un disparo al pie en el masoquismo de los medios modernos y una evocación plena y cumplidora de los temores de Ray Bradbury acerca de la sociedad de su futuro que es nuestro presente. Es la familia de quienes se atan a sus televisores de 80″ cubiertos en pagos chiquitos. Ella, como producto televisivo, es una defecación del alma humana y como persona no me atrevo a juzgarla, porque no se quien es, pero basta ver sus ojos para entender que algo malo sucede en esa maraña que debe tener por corazón.

Es claro y sabido que el ser humano, y para ser prácticos, los mexicanos, tenemos una tendencia voluntariosamente morbosa, además de un humor irreverente y grotesco en esta actual generación. Si bien en los 80’s Chico Ché cantaba “¿Dónde te agarró el temblor?” y hacíamos chistes de nuestro desastre, hoy hacemos show mediático y lo vemos; lo consumimos con orgullo donando al Teletón o sintonizando sus canales.

Lo que voy a afirmar no es una declaratoria de santidad, es una simple catarsis: Mi familia y yo, es decir, Akire San, la Pádawan y nuestros 4 gatos, no vemos televisión nacional desde hace años y somos demasiado selectos en la televisión extranjera que sintonizamos; la vemos poco y sólo porque la TV es indispensable para que nos renten el Internet y el teléfono. Vemos series americanas, anime, algunos canales de YouTube y consumimos tanto producto web como el que producimos; preferimos cantantes japoneses que los plásticos mexicanos y no por que sea muy “in” y “kawaii” lo oriental, sino por que nos gusta desde hace años.

Pero aunque pobres, no estamos jodidos; al menos no hemos permitido que nadie nos joda, tal cual se lee y se oye. Y ese es el problema general del mexicano, que somos pobres y jodidos. De hecho, recuerdo que en sexto de primaria mi mejor (y único amigo) me contó un chiste que en ese entonces no me dio risa ni entendí, pero hoy me parece una moraleja sabia, y es este: ¿Cómo se llaman los Hot Dogs en México? se llaman Jotdidogs. Ese es nuestro problema, somos escalvos, siervos y no sabemos ser otra cosa, lo hemos sido por tantas generaciones que no sabemos salir debajo del pie de nadie.

Y cuando nos salimos de las faldas del gobierno, de televisa, de las trasnacionales o de los mismos extranjeros que nos visitan admirados por nuestro pasado, entonces nos convertimos en vagas repeticiones bizarras de lo que conocemos. Allí tienen a los YouTubers HolaSoyGerman, Werevertumorro y Yuya, hijos ilegítimos de Eugenio Derbez, el Compayito y Belinda mezclados con la genética del Che Guevara.

¿Cuando crecerá la humanidad y no sólo se opondrá a la mercadotecnia imperialista o a los gobiernos criminales que padecemos? ¿Cuando daremos el paso completo los mexicanos y daremos la vuelta a la hoja no sólo dando de baja a las televisoras en las pancartas de las megamarchas o boicoteando gobiernos infames y en lugar de ello aprenderemos a producir contenidos de calidad y aprenderemos a hacer gobiernos decentes y humanamente prácticos?

No basta con oponerse, con denunciar como Aristegui las tranzas de Eruviel Avila que se colude con la Bozzo para realizar un montaje in situ durante la emergencia climática más desastrosa de los últimos años en México, sino que deberíamos ser capaces de dar un paso más y crear o aprovechar las plataformas de las que disponemos para crecer y madurar; sean gobierno, medios o internet.

No todo se arregla con un buen libro; hay que desarrollar criterio, aprender de la experiencia, tener un buen juicio y ser prudentes. Es triste ver que para ello, nos falta mucho y no sólo salir de las faldas de los shows de televisa a los noticieros de Aristegui; hay que aprender a juzgar y analizar con información detallada por nosotros mismos, pero sobre todo, dejar atrás esas ganas de jodernos a alguien como nos lo hicieron a nosotros. Eso, gentiles amigas y amigos, se llama venganza y para ello, no olvidemos que debemos cavar dos tumbas.

Ya saben, si quieren buscarme en Twitter soy @ElSamurai. ¡Otsukaresamadesu!

4 comentarios en “Laura Bozzo contra Carmen Aristegui, por el raiting y la confiabilidad periodística

  1. Felicidades Carlos, en ocasiones no coincido con el tema, en otras coincido con el tema pero no con el comentario, pero esta vez ambos me gustaron. Veo que no te inclinaste hacia alguna de las celebridades mencionadas sino que mostraste tu inquietud por dar al pueblo algo que realmente valga la pena y sea autentico. No solo se educa en las aulas, el entorno que nos rodea tiene un gran porcentaje en este proceso. Si dejamos aquello que tan bien mencionas, ” una tendencia voluntariosamente morbosa, además de un humor irreverente y grotesco” podremos ayudar al crecimiento de nuestro país, tener una mentalidad diferente, “desarrollar criterio, aprender de la experiencia, tener un buen juicio y ser prudentes”

  2. Totalmente de acuerdo. La televisión libre es un asco… y la de paga va para allá que vuela.
    Ver estas cosas causan “algo” pero solo en eso se queda.
    Personalmente de un tiempo acá me estoy sintiendo tan… ignorante en muchos aspectos… por eso estoy buscando informarme más…Gracias por ayudar a entender.
    Un abrazo compare.

  3. Me encanto lo que mencionas, hay veces que me siento muy triste por todo lo que esta pasando en mi pais que quiero tanto, me preocupa que en nuestro pueblo no tenemos pensamientos propios y solo nos dejemos llevar por lo que dicen los medio y lo que nos venden. Siento que la culpa no la tienen los medios sino nosotros mismos como dice usted ,no tenemos criterio propio ni voluntad propia somos como borreguitos y los medios y los gobernantes nuestros pastores. Espero con ansias que eso termine y que logremos ser un pueblo pensante y sabio ya que Mexico es un pais maravilloso y hermoso que merece tener gente de calidad.

  4. Me gusto su comentario y es verdad no podemos quedarnos donde estamos necesitamos tomar conciencia de lo que podemos hacer unidos y no ser ya solo titeres consumistas de las empresas como televisa y muchas otras que solo les importa nuestro dinero y nada mas. Saludos

Deja un comentario