Jueves de MariellOpinión

Mujeres verdes

Este mes las mujeres somos las protagonistas, sin embargo, todo el año debemos estar en constante movimiento para ser escuchadas y llegar a la meta deseada: Igualdad de genero.
Por generaciones las mujeres hemos fungido el papel de protectoras del medio ambiente y luchadoras sociales de intereses de toda la sociedad.

Ahora bien, en nuestro país, en la administración del gobierno Federal, gracias a la reforma política electoral se escucha hablar más acerca de las mujeres y el procedimiento de lucha para llegar a tener igualdad en la sociedad. Esto trae a mi mente un concepto nuevo con el cual me identifico: el ecofeminismo.
Quien me conoce sabe que me considero una persona preocupada por el medio ambiente, que también me agrada apoyar causas sociales y más que defender, reconocer el trabajo de muchas mujeres que buscan una mejor calidad de vida para sus familias.

El concepto general de este paradigma lo menciona Mary Mellor, en el año de 1997 en la Universidad de Nueva York, que indica lo siguiente: “El ecofeminismo es un movimiento que ve una conexión entre la explotación y la degradación del mundo natural y la subordinación y la opresión de las mujeres.”

Posteriormente en los años 70’s el feminismo y la ecología se tomaron de la mano para hacer lucha, no sólo con la equidad de género, sino también con el medio ambiente. Varios países en ese entonces ya habían puesto en práctica esta teoría, pero Estados Unidos fue el que concretizó este movimiento y pasó a ser una corriente como el socialismo, marxismo entre otras.

En mi opinión, nuestro país y el mundo enfrentan un gran reto, llevar este nuevo paradigma a trabajar para una mejor sociedad. Tomando de la mano a las mujeres y a la naturaleza podemos detener una sociedad de riesgo, tal y como la llamaba el sociólogo Alemán Ulrich Beck, que por cierto, lamentablemente falleció este 1º de enero.

Todo lo anterior conlleva a decir que los valores y la conciencia ambiental deben de ir de la mano. En efecto, si somos capaces de respetar a las personas que nos rodean, cuidarnos unos a los otros, independientemente de nuestro genero, clase social, color, religión, fisionomía, etc., y darle a cada quien lo que le corresponde, entre otros aspectos, de igual forma tenemos la sensibilidad de cuidar nuestro medio ambiente. Nuestra sociedad puede dar un giro favorable en el que las futuras generaciones se vean favorecidas.

Te invito a leer un poco sobre este tema. Me atrevo a compartir esta lectura: “Ecofeminismo por Maria Mies y Vandana Shiva”. Este libro ayuda a comprender el gran vínculo entre el hombre y nuestra Madre Tierra.

Con esta, y otras teorías podemos hacer de nuestro entorno un lugar en donde podamos explotar nuestras buenas acciones, a nuestro medio ambiente y llevar el papel de la mujer a una posición digna, libre de violencia y con la plenitud de sus derechos.

Mariell Díaz Zúñiga

Sígueme en : Twitter : dzmariell / Instagram: dzmariell
Twitter: juevesdemariell / Instagram: juevesdemariell

Deja un comentario