Jueves de MariellOpinión

Nuestros adultos mayores

Por Mariell Díaz Zúñiga.
 
El pasado lunes conmemoramos el día Internacional contra el maltrato al Adulto Mayor. Es pertinente fomentar el cuidado y conciencia  para con las personas que son la sabiduría de nuestra sociedad y un gran ejemplo a seguir día a día.

Todos los grupos sociales merecen atención, sin embargo las personas de tercera edad necesitan atención médica especializada una alimentación balanceada y controlada con base a sus necesidades, supervisión durante el día para la realización de sencillas tareas en el hogar, una rutina de ejercicio ya sea en espacios cerrados o algún lugar seguro y un digno aseo personal etc.
 
Muchos tenemos la fortuna de convivir con nuestros abuelos mayores en casa, sin embargo, existen personas que deciden llevar a sus familiares a casas hogares para que reciban una mejor atención.

En esta semana tuve la oportunidad de visitar la Casa Hogar del Adulto Mayor Mariana Sayago, ubicada en la calle de Xalapeños Ilustres en colonia Centro de nuestra Capital del Estado. Hicimos la donación de suplementos alimenticios al lado de los voluntarios altruistas de la Fundación Hazlo Tuyo.

Al llegar, nos recibió Don David, tengo presente ojos nublados y cristalinos, desbordan alegría acompañado de una sonrisa. También Doña Nati nos compartió sus actividades diarias, como la elaboración de sus manualidades y su rutina de ejercicio que beneficia a su corazón. Todos nos abrazaron y llenaron de cariño. En ese momento analicé diversas situaciones con mis abuelos que se encuentran en mi hogar, gracias a ellos se hace presente el amor, tolerancia, cordialidad y unión familiar en todo momento.
 
Ahora bien, el día internacional de la no violencia contra el adulto mayor debe ser practicada todos los días. Ellos necesitan diversas atenciones tanto en las casas hogares como en nuestra micro sociedad. Datos del INEGI mencionan que la población mayor de 60 años en México es de 10.9 millones de habitantes, lo que representa un compromiso para nuestra sociedad estar al pendiente de este sector.
 
Existen muchas maneras de ayudar a nuestros adultos mayores, desde llevar donaciones como botiquín de primeros auxilios, leche deslactosada gelatinas, suplementos alimenticios, cobijas, material didáctico para la recreación física y hasta dar amor atención e invertir tiempo de calidad.
 
Ahora bien, si aun tienes la fortuna de tener a algún familiar mayor de edad, disfrútalo al máximo, hazlo sentir útil e importante en tu vida como instrumento y motor principal en ella.
 
Al momento que visites un lugar como el antes mencionado, te aseguro que te llenarás de vitalidad e incrementará solidaridad para con todos. Recuerda: Todas las etapas de nuestra vida son únicas y en todas vamos aprendiendo gracias al paso del tiempo. En efecto, debemos tener presente que un día ellos se vieron como nosotros y en el futuro nos veremos como ellos. Así que…¡Cuidemos de nuestros adultos mayores!
 

Sígueme en twitter: @dzmariell  
Instagram: juevesdemariell  

Saludos cordiales 

Deja un comentario