Palabras mágicas

Publicada en Publicada en Jueves de Mariell, Opinión

En la actualidad vivimos en un mundo donde las prisas, el estrés y la ansiedad se encuentran presentes todo el tiempo. Dejamos por un lado la cordialidad y los valores morales en el hogar, tal vez por la confianza; en el tráfico por las prisas; en la escuela y el trabajo porque nuestra mente tiene muchas ideas o circunstancias que atender.

Sin embargo, es conveniente hacer énfasis y nunca olvidarse de las palabras que marcan la diferencia y alegran nuestros días, que hacen que vivimos con más entusiasmo, armonizando el medio en donde nos encontramos. “Por favor y gracias”, son palabras básicas para todo ser humano, gracias a ellas podemos fortalecer la relación en nuestra vida cotidiana. Ahora bien, si las decimos con una sincera sonrisa y una mirada agradable que nazca desde el corazón, nuestro día cambiará de manera extraordinaria y significativa.

Recordemos que las palabras tienen un gran impacto y un poder inmenso. Ellas nos abren puertas y nos permiten crecer en nuestras relaciones personales de manera positiva. Las primeras palabras que los padres enseñan a sus hijos la mayoría son: “Agua, papá, mamá, por favor y gracias”. En la educación preescolar las maestras en sus aulas hacen gran énfasis en practicar esas palabras.

En efecto, pienso que debemos de brindar unos segundos de nuestro valioso tiempo para decir esas palabras mágicas a todas las personas que nos encontremos en nuestro paso, siempre teniendo presente que no todas nos corresponderán con el mismo afecto y atención.

Para finalizar, debemos de identificar cada esfuerzo y favor recibido, a pesar que estos sean pequeños y no trascendentales para nuestra persona. También, pedir permiso, saludar primero cuando entramos a algún lugar o despedirnos con cordialidad.

Te invito a recordar que todos merecemos ser tratados dignamente y darles importancia a cada persona que se encuentra a nuestro al rededor, los detalles son los que hacen la diferencia y que nuestro corazón se encuentre en sintonía para con los demás.

Gracias por leerme.

Mariell Díaz Zúñiga

Facebook : Mariell Díaz Zúñiga

Deja un comentario