Participación juvenil

Publicada en Publicada en Jueves de Mariell, Opinión

Las etapas de desarrollo de los seres humanos son maravillosas. En cada una de ellas vivimos experiencias inolvidables y es recomendable disfrutarlas acorde a la edad, madurez física, intelectual, sentimental, cognitiva entre otras.

La adolescencia se encuentra presente desde los 12 a los 21 años. Según expertos en la materia, la pubertad hasta la edad adulta, se divide en tres etapas: adolescencia temprana, media y tardía que son significativas para construir una identidad y personalidad para la etapa adulta.
Ahora bien, esta semana para muchos jóvenes la consideramos especial. Empezamos a construir nuevos sueños en cada inicio de semestre, fijamos metas a corto plazo para nuestro bienestar personal y profesional.
 
También, agosto es importante porque es el mes de los jóvenes. Cada 12 de agosto refrendamos nuestro compromiso con la sociedad y con nosotros mismos. Hace algunos años, un 17 de diciembre de 1999, en una conferencia Mundial de ministros de la juventud, declararon el Día Internacional de la Juventud por parte de la ONU y UNICEF. Pienso que es propicio reflexionar esta semana de la importancia que tiene el sector joven en nuestro País.
 
Los jóvenes somos sinónimo de innovación, creatividad, compromiso y pasión. De igual forma, en cada momento pensamos en grandes cambios y proyectos en todos los factores de nuestro entorno, ya que por naturaleza y parte de nuestro desarrollo físico tendemos a realizar actividades que no aprueban varios círculos tradicionalistas y conductistas que tienen miedo al cambio y a la adaptación. Sin embargo, debemos de aprovechar cada idea, postura e intervención de los jóvenes. Todas son valiosas y deben de ser escuchadas tanto en casa, escuela y en sus respectivas instituciones.

Para concluir, nuestra generación está integrada por jóvenes exitosos que buscan una sociedad más equitativa desde la igualdad de genero y las mismas oportunidades laborales. Estoy segura que en el futuro nuestro país se encontrará en buenas manos para el crecimiento económico, tecnológico y social. Sigamos preparándonos y esforzándonos en las ciencias, el arte, deporte, etc. Con el objetivo de cumplir un sueño que no es muy lejano, una sociedad integrada de profesionistas con vocación y sensibles de grandiosos resultados dispuestos a servir a los demás.

Recordemos la frase de Mateo Alemán “La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu” así que disfrutemos de nuestra juventud y preparemos el futuro para las generaciones venideras.

Mariell Díaz Zúñiga.

Facebook: Mariell Díaz Zúñiga
Twitter: @dzmariell / @juevesdemariell
Instagram: @dzmariell / @juevesdemariell

Deja un comentario