Noticias

Proyectarán ciclo Juventud en el cine en recinto sede del IVEC

Publicado el

Veracruz, Ver., 29 de julio de 2015.- Con las propuestas cinematográficas, Kids, Drama/Mex y Spring Breakers se conforma el ciclo Juventud en el cine, que presenta el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) todos los martes de agosto a las 19:00 horas, en el Auditorio del Exconvento Betlehemita; la entrada es gratuita.

La primera proyección será Kids, dirigida por Larry Clark, que narra las correrías de un grupo de adolescentes de Nueva York que consumen drogas y mantienen relaciones sexuales, con el SIDA planeando sobre sus cabezas; es una polémica y contundente cinta de diálogos explícitos y estética semidocumental.

Un filme muy alabado en los círculos independientes del cine estadounidense. La charla de introducción al ciclo la dará el coordinador de Cinematografía del IVEC, Bruno Villar, el martes 04 de agosto.

Drama/Mex es la opera prima de Gerardo Naranjo. Durante una noche en el puerto de Acapulco, tres historias se cruzan: un burócrata con impulsos suicidas, una chica de 15 años que huye de casa y se divierte con los turistas en la playa, y tres jóvenes que enfrentan estar involucrados en un complicado triángulo amoroso.

Sobre este filme Gerardo Naranjo expresó: “Me encanta pensar que es la primer película posmoderna mexicana, por la mezcla controlada de ironía, drama, música, y no es tan sádica ni fría”. El público la podrá ver el 11 de agosto.

Spring Breakers, dirigida por Harmony Korine, cierra el ciclo. La historia la protagonizan cuatro estudiantes con ganas de mucha juerga acaban en la cárcel, tras ser sorprendidas en una casa llena de drogas durante sus locas vacaciones escolares de primavera. Pronto salen bajo fianza, gracias a un joven traficante de armas y de drogas (James Franco) que ve en las chicas a unas potenciales delincuentes que usar para sus intereses.

Harmony Korine señaló: “La considero como una cinta personal, desde la primera hasta la última imagen. Pero la cultura alternativa ya no existe. En Internet todo flota en el aire sin diferenciarse; todo lo contrario del underground.

Cuando era chico esperaba tres meses para recibir los discos que había pedido en Maximum Rocknroll. La espera y el secreto formaban parte de mi emoción, le daban forma a mi gusto por la música; ahora, cualquier álbum está disponible en algunas horas y debemos recontextualizar y reorganizar nuestras propias jerarquías.

Además, cuando era adolescente, había una frontera entre lo que podíamos hacer y lo que estaba ‘prohibido’ bajo pena de pasar por un ‘vendido’. Tengo la sensación de que el primer reflejo consiste justamente en venderse. El sueño es vivir en público. Cuando empecé a hacer dos o tres cosas que tenían que ver con el arte, no quería que la gente lo supiera. Detestaba la idea de que me conocieran. Quería mantenerme escondido”, concluyó el cineasta.

Deja un comentario