Noticias

Recomienda IMSS evitar tabaquismo y controlar niveles altos de triglicéridos y colesterol

  • El ejercicio es indispensable para mantener buena presión arterial

La angina es un dolor o molestia en el pecho que se siente cuando el músculo cardiaco no recibe suficiente irrigación sanguínea; varones, mujeres en la postmenopausia, personas hipertensas, diabéticos, fumadores y quienes tienen alteraciones en triglicéridos o colesterol, están propensos a desarrollar angina de pecho.

Se presenta con dolor opresivo en el tórax que irradia hacia el brazo izquierdo, el cuello o la mandíbula, por falta de irrigación de sangre al corazón debido a la obstrucción de las arterias coronarias, explicó Norberto Cano Matus, titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas en Veracruz Norte.

Dijo que la manifestación extrema de la angina de pecho es el infarto al miocardio, evento que ocurre cuando se cierra la luz de las arterias coronarias por un problema de ateroesclerosis, formación de placas de grasa de manera progresiva.

Este padecimiento disminuye el aporte de sangre al corazón, por lo que el órgano empieza a sufrir la angina de pecho, síntoma de que no hay suficiente sangre para cubrir sus demandas.

Destacó que para prevenir la angina de pecho es recomendable evitar el tabaquismo, ya que el tabaco y la exposición prolongada al humo de segunda mano ocasionan daño a las paredes interiores de las arterias, incluyendo las del corazón, lo que permite depósitos de colesterol para recoger y bloquear el flujo sanguíneo.

Recomendó, controlar padecimientos como hipertensión, diabetes y niveles elevados de colesterol y triglicéridos.

La actividad física aeróbica, subrayó, es uno de los principales métodos para disminuir el riesgo de presentar este tipo de enfermedades, misma que debe adecuarse a la edad de la persona y las condiciones del tiempo.

Comentó que hacer caminata, trotar, correr un poco, ejercitarse en bicicleta fija o trotar en banda estabilizan la presión arterial, los niveles de glucosa, triglicéridos y colesterol en sangre.

Recomendó complementar el ejercicio y la terapia de medicamentos con una dieta que incluya productos frescos, pescado, verduras, frutas, agua natural, carne magra preparada sin aceite, asada, pollo sin piel; evitar grasas saturadas, como son las frituras, empanizados; así como tortillas, pan harinas, azúcares refinados y refrescos.

Además, los hipertensos deben reducir el consumo de sal y los diabéticos suprimir las cosas azucaradas.

Deja un comentario