Recuerda PC recomendaciones para prevenir accidentes por fuga de gas

Publicada en Publicada en Noticias

Xalapa, Ver., 02 de febrero 2015.- La Secretaría de Protección Civil estatal y la Subdirección del ramo en el Ayuntamiento de Xalapa, recuerdan a la población las recomendaciones para prevenir accidentes por fuga de gas.

Es importante que los ciudadanos verifiquen en los cilindros que las válvulas no estén caducas o con fugas; que los propios tanques no estén corroídos, tengan fugas o estén sin válvula. Además, que se encuentren encerrados en cuartos, con material combustible encima como bolsas de plástico o trapos.

Los tanques estacionarios no deben llenarse más allá del 85 por ciento de su capacidad y deben supervisar que no estén corroídos, con fugas o colocados al nivel del piso. Además, deben evitar las mangueras de plástico en los estacionarios, ya que están prohibidas.

Ante una emergencia por fuga, pueden llamar a los teléfonos 070, 01 800 716- 3410 y 11, de Protección Civil estatal, las 24 horas, los 365 días del año o los números 840 4220 y 890 0794 de PC Xalapa, igual las 24 horas durante todo el año.

Al respecto, el titular de la subdirección de PC, Silverio Ávila Contreras señaló que el Sistema Nacional de Protección Civil a través del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) emitió disposiciones sobre el manejo de GAS LP bajo la Normal Oficial Mexicana (NOM) 011/SEDG-1999 que establece que las gasera deben asegurarse de que los tanques estén en buenas condiciones antes de ser llenados e inutilizar los que presenten abolladuras o grietas.

Cabe recordar que es el Gas LP es un derivado del petróleo compuesto de los gases propano y butano, para facilitar su manejo se convierte al estado líquido a través de la compresión y enfriamiento, de donde se toma el nombre de gas licuado de petróleo cuya características es incoloro e inoloro, pero que se le agrega una sustancia llamada etil mercaptano para percibirlo y detectar las fugas.

Cuando la combustión es completa es limpio y no es tóxico, pero cunado es incompleta se produce monóxido de carbono volviéndose tóxico que puede provocar la asfixia, además de que es más pesado que el aire y en caso de fuga tiende acumularse en las partes bajas como el piso, sótanos y estacionamientos.

En ese sentido en caso de una fuga en la instalación debe aplicarse agua y jabón en las tuberías y llaves para comprobar su existencia; si las válvulas, llaves o conexiones de los tanques y cilindros están dañados, no se intente repararlas, llamar a un especialista.

Evite además encender cerillos, cigarros o fuente que generen chipas, abran las puertas y ventanas para ventilar el lugar y no prenda o apague la luz o cualquier aparato eléctrico.

En caso de incendio mantener la calma si es pequeño apagarlo con extintores, abandonar el lugar nunca subir a la azotea y espere ser rescatado.

La inhalación por gas puede provocar dolor de cabeza, náuseas, vómito, tos, dificultad para respirar, mareos, somnolencia, desorientación y en casos extremos convulsiones, inconsciencia incluso al muerte. Si el gas entra en contacto con los ojo provoca congelamiento y daño ocular mientras que en la piel quemaduras frías.

Deja un comentario