"Xalapa, sinónimo de cultura": Guadalupe Loaeza

Publicada en Publicada en Noticias
  • La escritora asistió a la 24 Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil Xalapa 2013
  • “Lo maravilloso de la lectura es que se trata de una manera de vivir muchas vidas, es un boleto para un viaje fantástico”, expresó

Xalapa, Ver., 27 de julio de 2013.- Xalapa es sinónimo de cultura, estoy encantada de estar en el extraordinario escenario de la Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil en esta ciudad tan prodigiosa que tiene muchas cosas bellas, aseguró la escritora Guadalupe Loaeza al presentar su libro Leer o morir en el Salón de Actos del Colegio Preparatorio.

Acompañada por el director del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), Alejandro Mariano Pérez, la autora dijo que “lo maravilloso de la lectura es que se trata de una manera de vivir muchas vidas, es un boleto para un viaje fantástico; porque una novela nos hacer ver el mundo, aprender, descubrirlo”.

Señaló que es muy estimulante para un escritor, editor o librero ver la respuesta que tiene esta feria del libro dedicada al público infantil y juvenil, pues el entusiasmo y fervor por los textos beneficia a las nuevas generaciones.

También afirmó que si bien el papel de la escuela es muy importante, si se quiere realmente crear un hábito de lectura, es deber de los padres hacerlo, pues se aprende de manera fundamental en la casa, en la familia.

“Si los padres no tienen ese interés por leer, si entre ellos no hablan de diferentes obras literarias, si no hay un lugar especial en la casa en donde están los libros, es muy difícil que el niño adquiera ese amor por la lectura”.

La escritora recordó cómo en su casa, “al lado de las guayabas en almíbar y de la calabaza en tacha que hacía mi mamá, una excelente cocinera, ahí siempre estaba el diccionario. Porque cuando había dudas en lo que se refiere a una palabra, fecha, personaje, estaba para resolverlas”.

De igual manera, recordó a su padre como un lector voraz, poseedor de una gran biblioteca, quien le regaló su primer libro, El Diario de Ana Frank, junto con un diario para que la adolescente escribiera, descubriendo así su vena literaria.

“La lectura de ese libro pequeñito, dirigido a los jóvenes, me llevó hasta la Segunda Guerra Mundial, hasta el escondite de esta joven de 12 o 13 años que estaba oculta por miedo a que los descubrieran. Lloré con Ana y yo también escribía todas las noches y me preguntaba con ella acerca de la maldad, la violencia, la guerra”.

Después, añadió, siguieron libros como Ana Karenina, de León Tolstói; La semana de colores, de Elena Garro; Madame Bovary, de Gustave Flaubert, y Memorias de una joven formal, de Simone de Beauvoir, obra que recuerda con especial cariño “porque me abrió el mundo extraordinario de la mujer, su universo con sus derechos.

“De estas novelas hablo en este libro Leer o Morir, una especie de recopilación de obras que debe leer toda persona, las lecturas básicas; pensé especialmente en los jóvenes, pero también en sus maestros y padres. Es como una guía que lleva de la mano al lector hacia diferentes géneros dentro de la literatura, desde la poesía a la novela histórica y al cuento”.

Guadalupe Loaeza habló sobre las obras que reseña en su libro, como El Ingenioso Hidalgo, Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes Saavedra; El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde; Negro y Rojo, de Henri Beyle, mejor conocido como Stendhal; Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, y Los Hermanos Karamazov, de Fiódor Dostoyevski, entre otros.

Finalmente, comentó que el título Leer o Morir significa que cuando uno no lee todo parece morir, la imaginación, la cultura, la vida, porque los libros son la vida.

Deja un comentario